Fundación Pacto Social

Este miércoles se llevó a cabo el cierre de las Becas de Liderazgo de San Ramón, que partió en octubre del año 2021 con el fin de potenciar liderazgos estudiantiles a través de herramientas de gestión y promoción del trabajo colaborativo y en equipo. 

Después de casi un año de trabajo, diez de los estudiantes de cuatro colegios de la comuna de San Ramón, elaboraron en conjunto un diagnóstico social sobre las problemáticas que viven al interior de sus escuelas, donde llegaron a la conclusión que la violencia era el gran problema que viven en los establecimientos educacionales. 

Según el coordinador de la Beca, Matías Alcayaga, este proyecto fue un buen laboratorio para expandir por Chile, ya que busca generar líderes positivos en sus entornos.  “El mayor impacto de la beca no sólo es el aprendizaje de los jóvenes, sino que nosotros como adultos también podemos confiar en ellos y sean estos mismos los protagonistas de las soluciones a sus problemas, porque son los que mejor saben lo que les afecta. Es una visión potente de cómo desde las comunidades se van resolviendo las necesidades”, señala.

La metodología para la implementación del programa es la de “aprender-haciendo”, que consiste en cuatro etapas: elaboración colectiva de un diagnóstico, desarrollo habilidades comunicativas, elaboración de un proyecto social de impacto en las comunidades, y por último, evaluación y empoderamiento, para que repliquen lo aprendido. 

De ahí que los estudiantes de las Becas de Liderazgo de San Ramón presentaron a la Municipalidad el proyecto para realizar un campeonato interescolar de fútbol llamado “No más violencia, Más deporte”, el que se realizó en agosto en el Colegio Nanihue de San Ramón, y donde participaron colegios públicos y particulares subvencionados de la comuna. 

Para la estudiante del programa Sarahy Garcés, de 17 años y quien estudia en el Centro Educacional Mirador de San Ramón “este proyecto ha significado mucho, porque se nota que busca generar un cambio en las escuelas. El impacto que queremos generar es ayudar a las escuelas a que no haya bullying, no haya peleas  y sean más unidas, para que en el día de mañana seamos unas personas de bien”. Agrega que “Una de las cosas que más hemos aprendido ha sido la paciencia para lograr las cosas, el respeto y la tolerancia entre nosotros». 

En la ceremonia de cierre, participaron también el director de la Fundación Pacto Social, Alejandro Fernández, y el alcalde de la comuna, Gustavo Toro. Próximamente se abrirán nuevas sedes de la beca, específicamente en Independencia, Quillota y Valparaíso, las que iniciarán sus actividades la próxima semana.