Fundación Pacto Social

Contradicciones

Conversando con vecinos de La Calera sobre la propuesta de nueva Constitución, surgió una pregunta que me quedó dando vueltas, ¿Cómo pueden pretender garantizar tantos derechos sociales, si el Estado hoy ni siquiera es capaz de garantizar nuestra seguridad?

Todos los días hay un delito que nos conmueve en nuestra región: encerronas, asaltos, disparos, balas, heridos y fallecidos. La seguridad se ha transformado en la mayor preocupación de las chilenas y chilenos, y no sólo eso, sino también, la violencia y agresividad de quienes cometen los delitos. 

Es paradójico: la propuesta constitucional consagra el derecho a vivir en entornos seguros y libres de violencia y al mismo tiempo elimina el Estado de emergencia, debilita las policías, se consagran una serie de derechos en favor de los presos, como el derecho a  que mantengan comunicación con sus redes fuera de la cárcel y que no puedan ser sometidos a sanción de aislamiento o incomunicación (permitiendo que el crimen organizado siga operando dentro de las cárceles) y sin embargo respecto a las personas que sufren delitos ni siquiera se aprobó la creación de la Defensoría de las víctimas. 

Lamentablemente, esta propuesta consagra los derechos en papel sin entregar las herramientas que permitan, realmente, garantizarlos.

Samira Chahuán Akle

Directora Regional Valparaíso

Fundación Pacto Social